¿Cómo lavar la ropa más rápido?

Lavar la ropa más rápido: ahorro de tiempo en el autoservicio de lavandería

La lavanderia autoservicio hasta hace unos pocos años formaba parte del paisaje urbanístico americano. Sin embargo, poco a poco cada vez es más frecuente encontrarse con esta infraestructura de servicios en las ciudades europeas y en particular, en las españolas.
Este tipo de servicio se está extendiendo como la pólvora y es que cada vez son más los usuarios que descubren las ventajas de hacer la colada en una lavandería autoservicio. Sin ninguna duda, una de estas ventajas es el ahorro de tiempo.

En el caso de las lavanderías Lavapiû es posible hacer la colada completa en poco más de treinta minutos. Y si se desea seguir con el secado, solo habría que añadir unos treinta minutos adicionales. Es decir, en una hora el usuario podrá haber realizado una tarea cotidiana que habitualmente exige mucho más tiempo. La variedad de lavadoras que se pueden encontrar en una lavandería autoservicio es muy amplia, con lo que cada usuario puede elegir la que mejor se adapta a la cantidad y tipo de ropa que desea lavar.

Por ello, son muchos los que optan por hacer la colada semanal en una lavandería en poco más de una hora. Y los que quieren optimizar aún más el tiempo, aprovechan el momento del lavado de la ropa para hacer algunas tareas pendientes, para hacer la compra, para dar un paseo o para tomar un café con unos amigos, por indicar algunos ejemplos. Por lo general, las lavanderías modernas están instaladas en locales amplios y luminosos y cuentan con espacio suficiente para que el cliente pueda doblar y colocar cómodamente su ropa después del lavado.

La flexibilidad del servicio suele ser muy alta y el cliente puede elegir el tipo de servicio que desea. Así, es posible utilizar solo las lavadoras y utilizar después las secadoras si se desea. Hay clientes que lavan la ropa lavada de sus casas y utilizan la lavandería para secarla. La flexibilidad llega también al detergente, pues el usuario puede llevar el suyo propio o utilizar el producto de alta calidad que le ofrece la lavandería.

Por otro lado, las instrucciones son claras y los electrodomésticos muy fáciles de usar, con lo que realizar la colada es algo sumamente sencillo e intuitivo. El objetivo que se persigue es ofrecer un servicio que se adapte a las necesidades específicas de cada cliente, con un coste asequible, una calidad excelente y todo ello en el mínimo tiempo posible.

En una sociedad que vive tan rápido, poder llevar a cabo esta tarea de lavado de la ropa, que es totalmente imprescindible, de una forma rápida y a un precio competitivo es algo muy valorado. Este es, sin duda, uno de los motivos que explican el hecho de que las lavanderías hayan llegado a nuestras ciudades y se hayan instalado para quedarse.

¿Sabe usted cómo abrir una lavandería autoservicio en Barcelona?

Información requerida