Qué negocio montar si quiero emprender

En tiempos de dificultades económicas y escasez de ofertas de empleo, emprender se convierte en una salida interesante para un buen número de personas que pretenden salir adelante.

La realidad ha demostrado que, durante la crisis, las franquicias se han consolidado como una forma mucho más segura, rentable y fiable para abrir tu propio negocio. Las estadísticas demuestran que, en esta época de estrecheces, no solo han aguantado muy bien el tirón sino que, además, han crecido.

Cualquier emprendedor que desea abrir su propio negocio encuentra en el respaldo de una marca consolidada, instalada con éxito en otros mercados y que tiene las ideas claras un excelente aliado para sus propósitos, un valor de éxito. Así, si deseas abrir tu negocio a través de una franquicia se convierte en una alternativa de garantías.
Ahora bien, no todas las franquicias son iguales. El respaldo corporativo del franquiciador, el sector y tipo de establecimiento en el que trabajan, la inversión inicial necesaria y el grado de implicación para los emprendedores y sus potenciales empleados son algunos de los factores que debes tomar en consideración antes de instalar tu negocio.

A la pregunta qué negocio has de montar si quieres emprender, no hay una única respuesta. La franquicia, desde luego, te aporta seguridad, respaldo y, si está bien elegida, una marca solvente y atractiva. Montar una lavanderia de la mano de una firma líder como Bloomest ofrece interesantes ventajas, entra las que destaca contar con un modelo de negocio de éxito en Europa, cuya expansión está siendo imparable. Además, este tipo de negocio se basa en el autoservicio, por lo que no requiere una presencia permanente de personal, más allá del mantenimiento y la supervisión inherentes a cualquier tipo de negocio.

Ahora bien, las posibilidades son enormes. Lo importante es que te sientas conectado, de algún modo, con el tipo de sector en el que vas a entrar. Cuando emprendes de la mano de un franquiciador, la experiencia y el conocimiento de la actividad no son cuestiones imprescindibles, pero sí es importante que pienses que, si todo va bien, vas a dedicarte a ese negocio en cuerpo y alma. Conviene, por lo tanto, que te sientas interesado y capacitado en el sector. Una cafetería, una tienda de ropa, una panadería, una academia de idiomas o un establecimiento de ocio infantil son algunos buenos ejemplos de lo que la oferta de franquicias puede proponerte.
Tú decides a qué quieres dedicarte. Eso sí, sé cuidadoso al escoger tu socio franquiciador. Explora sus referencias, analiza la propuesta contractual que te propone, habla con sus franquiciados y estudia sus locales. Sin duda, llegarás a la conclusión de que montar una lavanderia de Bloomest es una opción muy interesante para tu futuro.

¿Sabe usted cómo abrir una lavandería autoservicio en Barcelona?

Información requerida